viernes, 27 de enero de 2012

Aleccionando antitaurinos

Tomado de la cuenta de Facebook "A que consigo 1.000.000 de personas que si les gustan las corridas de toros".

1) La tauromaquia no es un sadismo, a menos que se pretenda entender por
sadismo lo dicho en un diccionario de bolsillo: el sadismo, clínicamente
definido por la OMS como una “desviación mental conducente a la consecución
de un placer SEXUAL a partir del sufrimiento de una victima” no puede ser
así compatible con la tauromaquia, ya que los taurinos NO tenemos orgasmos
al ver lidiar. En últimas, no se mide una faena como buena o mala
dependiendo la cantidad de sangre (si hay más sangre o menos sangre), dato
irrelevante en la lectura de la calidad de una lidia, ni mucho menos se
obtiene placer viendo sufrir, pues al toro no se le ve en trance de
sufrimiento: su rostro, sus gestos y su conducta son todo lo contrario: un
animal fiero que combate, no que sufre.

2) La tauromaquia no es tortura, ya que el toro no está indefenso: las 100
muertes de toreros de por sí desmienten que el toro sea inofensivo, o que
esté reducido: en casos REALES de tortura, como la Inquisición o los
vejámenes a los presos de Guantanamo, JAMÁS las victimas de la tortura
pudieron matar a su victimario mientras eran torturadas: el toro ha matado
a más de cien toreros, y herido a la totalidad de los toreros restantes. La
tortura consiste en lo contrario: malherir físicamente a quien no puede
defenderse, al estar inerme, atado, disminuido, y prolongar metódicamente
ese sufrimiento: los castigos de la lidia se hacen para conducir a la
muerte del toro, no para extender un sufrimiento inane, y la valía de los
logros plásticos con un capote y una muleta cobran significado ante el
peligro real del animal, la muerte. Torturar al toro redundaría en que el
toro se quedara echado en el piso, consumido en su dolor, incapaz de
luchar, con lo cual la lidia sería imposible.

3) La tauromaquia no nació en el circo romano: la evidencia histórica
demuestra que milenios antes del nacimiento mismo de Roma ya había
tauromaquia, nacida en la cultura helénica y la isla de Creta. El
relativismo anticristiano ha empezado incluso a dudar que el Coliseo Romano
fuera lugar para el maltrato de cristianos mediante la lucha con tigres o
toros: la persecución a cristianos tuvo lugar 37 años antes del INICIO DE
CONSTRUCCIÓN DEL COLISEO, y cuando éste se terminó su uso fue el de
carreras hípicas; doce años después se le empezó a usar para peleas de
gladiadores, llamados así por la espada (gladio) corta y de madera que
usaban. NO TOROS.

4) En Catalunya no se logró un “avance moral” al prohibir la tauromaquia;
de hecho, se prohibió el rito taurino hispánico, pero se protegió otras
maneras de lucha con el toro, como el toro embolado, practicado al sur del
valle del río Ebro, en donde un toro es incendiado mientras corre por las
calles. Entonces, toros sí hay aún en Catalunya, sólo que la separatista
cortedad y la trapacería animalista, consideran más moral incendiar a un
toro que ponerlo a luchar en el ruedo.

5)La Tauromaquia no está en vía de extinción: de hecho, gracias al traspiés
catalán, diversos países (como Francia) y comunidades autónomas han
blindado a la fiesta mediante declaratorias de patrimonio, que de ser
violadas, aboliendo la fiesta, pondría de inmediato al país antitaurino
afuera de la ONU, al violar leyes y preceptos de la UNESCO sobre el
patrimonio cultural.

6) El animalismo es nefasto al ser una suerte de fundamentalismo y
fanatismo: a los animales se les debe respetar, y se les debe tratar con
realismo, no con utopías o fantasías de protección total y bienestar
garantizado, que son poco menos que imposibles. En la vida real, las
sociedades no pueden ni garantizar el bienestar de los niños, mucho menos
el del resto de los animales. La Tauromaquia, gracias a sus recursos
económicos, es la única capaz de garantizarle una excelente calidad de vida
a la totalidad de reses bravas, sean liadas o no, y sin tauromaquia los
recursos serían insuficientes para que tal calidad se mantenga durante los
cinco años que vive en promedio y en manera natural el toro, ya no decir su
numerosa familia. No hay toros bravos en Islas Canarias o en Argentina,
sitios que en el pasado prohibieron la fiesta brava, ya que, al no poder
garantizar la calidad de vida de las reses, al quebrar las ganaderías que
dependían de las corridas, las reses fueron todas sacrificadas. ¿Qué es más
moral, realista y práctico: el 6% de reses bravas muertas en el ruedo, o el
100% de las reses bravas muertas en el matadero?

4 comentarios:

José Antonio Esparza dijo...

Muy buena defensa de los tópicos más usados por los antitaurinos.
Felicito al autor.

Otro punto de apoyo es el de la Verdad de la tauromaquia; en tiempos de tanta virtualidad, juegos WII, películas de efectos especiales y Fotoshop a doquier, las corridas de toros son el espectáculo MENOS VIRTUAL del presente siglo.

Viva la Fiesta Brava..!

José Enrique dijo...

Dice el autor que una lidia no es sadismo ni tortura, y utiliza para explicarlo una serie de definiciones de estas palabras que no sé de dónde las ha sacado.

Veamos lo que dice la Academia de la Lengua sobre sadismo:

2. m. Crueldad refinada, con placer de quien la ejecuta.. ¿Es válida para la lidia?

Tortura:1. f. Grave dolor físico o psicológico infligido a alguien, con métodos y utensilios diversos, con el fin de obtener de él una confesión, o como medio de castigo.

3. f. Dolor o aflicción grande, o cosa que lo produce.

Las dos son válidas para lidia. Dice que no conoce a ningún torturado que haya matado a su torturador. Habrá que tirar de archivos y mirar, por ejemplo, los casos en que mujeres maltratadas mataron a su torturador o maltratador.

Anónimo dijo...

Qué cantidad de memeces todas juntas en un mismo artículo. ¿De verdad os creéis esas cosas que decís? Se podrían echar abajo cada uno de los pueriles argumentos esgrimidos, pero da lástima perder el tiempo. Opino que los taurinos deberían ir menos a los toros y dedicarse más a la lectura y el estudio para que no se expongan a hacer el ridículo en sus blogs.

krsna karuna dijo...

señor su perversion no tiene ninguna defensa posible, por favor cuenteme como educa a sus hijos, como puede mirarlos a la cara, su alma esta untada de sangre y de muerte,,,¡¡¡¡¡