domingo, 2 de marzo de 2008

El abrazo de las dos orillas/ Zabala de la Serna



Vicente Zabala de la Serna.
26/febrero/2008. Diario ABC.
El adiós de César Rincón se encuentra ya en los anales de la Historia del toreo como un acontecimiento mundial, único de pasión, apoteósico homenaje a un torero de leyenda. La emoción incontenida, desbordada, no debe nublar una visión más profunda de lo sucedido en la Santamaría de Bogotá: sobre los hombros del César cayeron banderas de Colombia, España, México, Francia y una corona de laurel. Pero es que Enrique Ponce despertó idénticos sentimientos de fervor, admiración y entrega.

Cuando los dos colosos se fundieron en un abrazo, sobre los hombros del gentío que se los llevaba en fervorosa procesión, se fundían las dos orillas: Hispanoamérica y España estrechaban de nuevo sus lazos y renovaban ese contrato no escrito de mutua lealtad. Y, ahora, yo me pregunto qué movimiento cultural (de la verdadera Cultura) puede despertar sentimientos de hermandad y unión más fuertes que el toreo; qué embajador colombiano -con permiso de García Márquez y Botero- ha portado la bandera de Colombia en Europa con más categoría que Rincón; o qué diplomático español ha izado la insignia de España por toda América latina con mayor fuerza y orgullo que Ponce.

El lenguaje de los toros es la corriente atlántica que seguirá uniendo nuestros pueblos, aunque decisiones como las de TVE de no retransmitir ni una sola corrida dañe las relaciones. Nunca fueron conscientes los políticos y responsables del Ente público, la televisión de todos, de lo huérfana que han dejado a la afición americana, que se enganchaba al canal internacional por San Isidro o Abril, Fallas o San Fermín, para seguir el hilo del toreo.

Esperemos que pronto Colombia vuelva a contar con un embajador de la talla de César Rincón, aquel chico de la calle que un 21 de mayo de 1991 se convirtió en héroe y ejemplo para toda una nación. Y en su más importante conquistador.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

En hora buena por el Maestro Rincón, por Colombia, por Iberoamérica y por todo el mundo taurino, por una faena épica que llenó las almas de toda la afición del mundo..

Pancho.

Luciano Nuevo dijo...

Me considero aficionado, por lo mucho que me atrae este espectáculo, no por mis conocimientos. Siempre he preferido esperar; esperar a los toreros; y a los toros;dejarme sorprender, pellizcar, por la magia y la belleza del espectáculo. Naturalmente aderezadas de emoción, de la emoción de ver y entender que una persona se juega literalmente la vida ante una fiera. Parto, pues de un reconocimiento general a todos los toreros, por el "solo" hecho de ser capaces de jugarse la vida ante un toro bravo. Sentado lo anterior, es evidente que unos toreros dejan mñas huella que otros. El paso de César Rincón por los ruedos no ha dejado a nadie indiferente. Ha pisado fuerte, ha luchado, ha sufrido y ha TRIUNFADO. Que Dios te bendiga, César, para que disfrutes largos años tu retiro, y para que continues dando lecciones a las nuevas generaciones de cómo adelantar la pierna, de cómo dar el pecho y de cómo poner el alma en cada suerte.

Arañuelo dijo...

Me apunto a César Rincón; a su verdad; a la verdad de su toreo tan puro y tan profundo. Te estoy viendo -maestro- de blanco y oro, en el platillo de las Ventas, con la muleta adelantada y echando todo el cuerpo por delante: ¡Eh, toro!. Y el público gozando tu diligente insolencia. ¡GRACIAS, MAESTRO, POR TANTO QUE TE DISTE Y QUE NOS DISTE; GRACIAS POR TODO!.

Anónimo dijo...

Ole Maestro! un hasta siempre. Tu arte quedó impresa en la memoria de toda la afición que tanto te respeta y admira.
Te deseo toda la suerte del mundo para en un futuro no lejano decir: OLE GANADERO!.

Tina, en defensa de los animales dijo...

Aviso al torero:

Si hundes la espada en ese toro
no morirá sólo ese toro.
Matarás a tu padre y a tu madre.
Matarás a tus hijos y a tus hermanos.
Con su muerte morirá toda tu familia.
Derribarás un árbol, todo el bosque,
todos los bosques.
Desecarás el mar, todos los mares.
Oscurecerás el azul del cielo, todos los aires.
Porque el toro es un bebé humano,
el futuro de la humanidad.
Porque el toro es una brizna de hierba,
el futuro de la tierra;
en el toro la rosa y la paloma, viento arriba
y tallo adentro,
lo bajo y lo alto, el toro vive en todo.
A través de él la vida se asoma desde abajo
o cae un poco desde arriba introduciéndose
en su negro hocico y en sus blancas astas;
la vida asoma su gigante rostro desde todos los seres.
Y si matas al toro
nos matarás a todos con un mismo puñal.

Del poeta español Ángel Padilla

Manuel Gil dijo...

Tú y yo solos, al fin solos.
No hagas caso de la gente.
Mírame bien, frente a frente.
Quietos tú y yo, los dos polos.
¿No me ves sin chirimbolos
que al viento sangren su engaño?
Ven aquí, toro castaño.
Mira tú si no es locura.
Yo, mi junco y mi cintura.
Tú, latín de quinto año.
--RAMON PEREZ DE AYALA, poeta español.

Lenta, olorosa, redonda,
la flor de la maravilla
se abre cada vez más honda
y se encierra en su semilla.
Cómo huele a abril y a mayo
ese barrido desmayo,
esa playa de desgana,
ese gozo, esa tristeza,
esa rítmica pereza,
campana del sur, campana.
--GERARDO DIEGO, poeta español.

Como el toro me crezco en el castigo,
la lengua en corazón tengo bañada
y llevo al cuello un vendaval sonoro.
Como el toro te sigo y dejas mi deseo en una espada
como el toro burlado, como el toro.
--MIGUEL HERNANDEZ, poeta español

... Y antes que un tal poeta, mi deseo primero hubiera sido ser un buen banderillero.
--ANTONIO MACHADO, poeta español

¡Que no quiero verla!
Dile a la luna que venga,
que no quiero ver la sangre
de Ignacio sobre la arena
--FEDERICO GARCIA LORCA, poeta español

Así es como yo te quiero,
siempre, sí, banderillero.
Como lo que eras, Ignacio,
como lo que eras y eres,
gloria y pelea de hombres,
cuchillo de las mujeres.
--GERARDO DIEGO, poeta español

Anónimo dijo...

A la señora Tina le digo, que todo eso pasa por utilizar usted -y yo- en los automoviles gasolina sin plomo, además es canceríjena. El ejemplo del poeta no le ha valido, después, Manuel Gil, le ha recordado unas cuantas poesías de escritores relevantes.

desdeespaña.

Tina, en defensa de los animales dijo...

Mi nombre es Jonathan Melo, y mi blog es tina, en honor a mi perrita asesinada por especistas como ustedes.
Señor desde españa, anonimo por cierto, que hace usted po evitar las emanaciones de CO2?... yo no conduzco auto, sino que utilizo el transporte público, no consumo animales que su crianza después de la emanación de CO2 significa el segundo factor de contaminación ambiental más grande... Quién mató a Chico Mendez?, lo conoce?.... Fueron los ganaderos, los mismos auspiciantes de las mascres de seres vivos dentro de una plaza.

Depués de todo Señor, el poeta que habló por mi es un poeta de este siglo, no retrogrado (por supuesto respetables) como los que el señor Manuel Gil a puesto. Señor la cultura avanza y se desarrolla, y una manifestación especista como las corridas de toros, debe ser abolida por el bien y respeto de todos los seres vivos, pues la tauromaquia no es más que la expresión elebada del especismo como manifestación cultural retrograda.
En el siglo XXI, hay que replantear el tema de ser especista, y le ruego concidere al pensamiento andino como un factor importante para fortalecer esta idea, pues el eurocentrismo ha generado terrorismo y nada más, para todos los seres vivos

Anónimo dijo...

Señor Melo:

La verdad es que no me he manifestado en contra de sus constantes comentarios en este blog, ya que respeto profundamente su libertad de expresion y sobre todo su derecho legítimo de pensar diferente que el resto, conceptos que evidentemente usted y las tres o cuatro personas de su tendencia que se manifiestan en este sitio en la web, no entienden.

Solo quisiera decirle que a pesar de que evidentemente tiene un manejo de información bastante aceptable, sus comentarios estan llenos de errores historicos (en un comentario afirmó que los toros en Quito tivieron inicio en la década de los sesenta, lo que es totalmente falso ya que la plaza de toros de Quito se inaugrua en esa fecha pero las corridas estan presentes desde muchísimas décadas antes, como ejemplo) lo que demuestra su clara intención de desinformar a los lectores.

Por otro lado, lo único que veo en sus intervenciones, son calras evasiones por medio de violentos ataques para cubrir los vacíos en conceptos que usted no maneja.

Adicionalmente, lo que he podido apreciar en el transcurso de este tiempo sus argumentos no varían ni se enriquecen, lo que les converte en reiterativos y muy aburridos.

Por último, quiro pedirle que no deje de participar pero por favor, por el bien de los lectores de cualquier tendencia, deje de manipular información, que quiere decir, que defienda su forma de pensar con la verdad, que se exprese con un poco mas de tolerancia hacia las personas y también decirle que no tengo la inteción de tener una discunción con usted porque se puede predecir facilmente cual va a ser la tónica de su respuesta.

Atentamente;

Francisco Maldonado B.

Anónimo dijo...

Sr Francisco agradezco su observación, dejeme decirle que respondo a las personas que escriben con altura y franqueza con la misma actitud, soy reciproco con quien me respeta y no me ve o ve al movimiento animalista como un acto novelero.
Al parecer usted no se incluye dentro de la lista de los que ofende o contrargumenta de manera trivial (monótoma dirá usted).
Dejeme contarle, que si digo que las corridas de toros en Quito emergen enla década de los 60's lo digo con argumentación, pues a pesar de existir como manifiestación de unas pocas personas, por lo regual hacendados en la ciudad, este acto se hizo público en este año, así lo dice entre otras fuentes la Sra. Luz Elena Coloma, concejal taurina dela ciudad que remitiendoce a sus fuentes informó que la ordenanza anterior a la 106 (la que actualmente regula las corridas de toros) fue aprobada en esta época, y que en este mismo año se creo la comisión taurina a la que pertenece.
Luego, si debemos debatir sobre la culturalidad de esta fiesta me remito a un texto de Vanda Shiva, llamado Manifiesto para una Democracia de la Tierra, donde se dice que el término cultura esta estrechamente relacionado con la construcción, no con la destrucción, y reflexiona así a esta autora luego de entender que la palabra Sanscriti (que significa cultura en hindi) también significa unión, esto hace por ejemplo que nada que ejercite la violencia puede tener parámetros culturales.
Mis dudas respecto a la culturalidad de esta fiesta, estan expuestas brevemente en estas líneas, luego si a pesar de esto usted denomina cultura a esta fiesta, dejeme decirle que no lo es, y por una sensilla razón, la cultura es el recrear simbólico de una sociedad, que se da en dos vertientes en las manifestaciones culturales y la acumulación y desarrollo de formas culturales, según Juri Lotman, la cultura goza de siniestrohemisferidad y diestrohemisferidad, es decir de una alimentación y retroalimentación de simbolos, en tal caso las corridas de toros serían nada más que una manifestación cultural a mi entender retrograda, porque las oposiciones a las que cotidianamente se presta las corridas, a las nuevas refutaciones que recibe y ante la emergencia de un movimiento animalista, demuestran que no es ni valida, ni aceptable en nuestra época, golpeada por la actitud especista de la humanidad occidental.
Esta práctica debe ser abolida por diversas razones pero quizá la mas importante es que es una práctica de violencia y opresión sobre seres volitivos y hasta inteligentes (ver la National Geographic de este mes) que son capaces de sentir dolor (por cierto no saque a relucir ese escueto estudio refutado mil veces por científicos serios) y en forma particular en mi ciudad debe ser abolido porque es una práctica nada democrática, es impositiva y por sobre todo nos enseña el desprecio por lo diferente.


Atentamente,

Jonathan Melo

EL BUHO ANDINO dijo...

bien jonathan
la defensa de los animales
es una defensa también política

avancemos