martes, 19 de febrero de 2008

¿DE QUÉ FIBRA ESTAN HECHOS LOS TOREROS?/ José Antonio Esparza


Por José Antonio Esparza (26 de Abril del 2001)


Al ser humano promedio si lo muerde un tiburón, pero no lo mata, lo que sí le produce es un trauma psicológico espectacular, que más que seguro, lo aleje de las aguas marinas de por vida.

En otro nivel, si un perro lo muerde, la próxima vez que esté cerca de un can, lo tratará con respeto, no por trauma, pero sí por experiencia. El sentido de conservación en todo ser viviente es algo innato, todos lo tenemos y es el resultado de intrincados mecanismos neurales, físicos y hormonales.

En el caso de los toreros, todos ellos saben el riesgo que encierra su profesión y más tarde o más temprano, entregarán su cuota de sangre sellando su compromiso con el toreo. No siempre es así; hay algunos afortunados que son muy respetados por los astados y casi no tienen percances.

Pero, y los que sí se llevaron una "cornada decaballo", ésos que en el momento de la cogida, vieron la cercanía de la muerte, aquellos que estuvieron en el suelo a merced del animal….¿Qué extraño mecanismolos priva del trauma y siguen toreando? ¿Cómo vencenel dolor de la cornada y torean aún sangrando? ¿Cuál parte del cerebro le indica que debe continuar?
Creo yo que la respuesta no la dan los médicosespecialistas. Pienso que la cosa está en la sangre. En la sangre torera. Así como hay toros de casta, pienso que hay seres humanos de casta. Sujetos distintos al resto, cuyas motivaciones son diferentesa las del resto de los mortales.

Muchos tratadistas de este tema citan como motivaciones a los siguientes alicientes: DINERO, GLORIA, FAMA, MUJERES….Yo creo que sólo algunos toreros llegan a la cima, y con ella, a lo anteriormente citado. Pero hay un elemento inmaterialque es el verdadero motivo: EL RESPETO.

El torerito de pueblo, sin un cobre en el bolsillo, torea por el respeto. Y tras ese respeto, la admiración del público es la droga que lo empuja aseguir intentándolo. Qué importan los primeros revolcones, qué importa la primera cornada, el deseo de torear se basa en la búsqueda constante del respeto que causa en el resto de seres humanos.

El cuerpo de un torero es tan vulnerable a las cornadas como el de usted, amigo lector. No está hecho de ninguna fibra especial, ni de más adrenalina en lasvenas. Lo que tienen los toreros es una sangre especial. Es una estirpe humana única. Y los pocos que la poseen, no pueden luchar contra ella. Esa sangre es más fuerte que sus miedos, sus dolores y su propia vida.

Si no fuese así, no se explica por qué los toreros millonarios, que ya lo tienen todo -en términos económicos y materiales; finca propia, Mercedes Benz,Cuenta Bancaria gigantesca- sigan arriesgando su vida en cada tarde. Si las verdaderas motivaciones fueron esas, dejarían de torear y disfrutarían de sus posesiones. Pero no, usted sabe de toreros retirados, millonarios, que no soportan esa lejanía con el toreo. Algunos creen que la vida que Dios les dio sólo sirvepara torear y nada más. Este tipo de romanticismo del siglo XXI, es actualmente, único.

Las figuras entonces, también buscan lo mismo: EL RESPETO, y vaya si lo consiguen!

Hace muchos años, Francisco Ruiz Miguel recibió una cornada en el escroto (zona genital). ¿Sabe usted lo que hizo? Dijo: "No pasa nada. Dejarme solo." Y siguió toreando hasta enfundarle una estocada hasta los gavilanes al animal, que rodó frente a él como rodaban las gotas de sangre por su taleguilla. Y recién en ese momento, se dejó cargar en hombros hacia la enfermería, pero con las dos orejas en las manos y con los gritos del público en sus oídos: TO-RE-RO,TO-RE-RO, TO-RE-RO!

Antonio Bienvenida se llevó un cornadón en el vientre al tratar de darle un pase cambiado a muleta plegada al toro “Buenacara” en el año 1942 en Barcelona. Le administraron la Extremaunción. El hombre estaba partido en dos. Se salvó de milagro y su recuperación duró 3 meses. En su reaparición, toreó en Barcelona, con toros del mismo encaste, vestía el mismo color de traje de luces, y a su primer enemigo le citó para el pase cambiado. Se lo pegó y se acabó el problema. Venció sus temores y se sobrepuso a sí mismo de la única manera como podía hacerlo: toreando.

¿De qué fibra están hechos los toreros? De la mismafibra de la que estamos hechos usted, amigo lector, yoy todos los demás seres humanos de esta tercera roca a la derecha del Sol. Pero la sangre que corre por esas venas, esa sangre que se ha derramado miles de veces para la consolidación de la Fiesta Brava, es única.

Esa sangre no morirá y se seguirá transmitiendo por generaciones en tanto un grupo de aficionados como nosotros acuda a una plaza de toros y vitoree a un matador con las palabras mágicas: TO-RE-RO, TO-RE-RO,TO-RE-RO!

21 comentarios:

EL BUHO ANDINO dijo...

la palabra adecuada seria
matador matador matador...

K-OZ dijo...

cuáles son esos "mandamientos del toreo" que no cumplen el primero
"no matarás"

Arañuelo dijo...

Es absolutamente incomparable la sensación tan fuerte que produce dominar a una fiera con un trapo. Cualquiera, sin ser profesional, es capaz de jugar al fútbol, al tenis... de practicar cualquier tipo de actividad deportiva o incluso de ponerse a cantar o a escribir. Y lo consiguen, unos mejor, otros peor, otros, muy mal; pero lo consiguen. Pero ¿quien es capaz de ponerse delante de un toro, quedarse quieto cuando se arranca, y desviar su iracunda embestida solo con un leve movimiento de la muleta, dejando el cuerpo erguido y la figura compuesta?. En muchas fiestas camperas he visto a gente no aficionada que hubieran dado cualquier cosa por ser capaces de dar un pase a una vaquilla. Por eso cuando ven que alguien -privilegiado- lo consigue, lo primero que sienten es RESPETO. ¡Enhorabuena por el artículo!.

EL BUHO ANDINO dijo...

respeto a la vida en cualquier
de sus formas incluidas las pobres arañuelas y también por los arañuelos...

Anónimo dijo...

Nadie puede negar que un torero sea valiente, más bien yo diría estúpidamente valiente, o mejor dicho el tonto útil de una fiesta sangrienta donde la cobarde afición como este señor Arañuelo, incapaz mil veces de poner su nombre, disfruta con un morbo inusual.
Que cualquiera pueda escribir o cantar, si que es una brutalidad por escrito, señor Arañuelo los músicos estudiamos desde muy pequeños este arte, entramos desde los 9 años al conservatorio para conocer sobre un verdadero arte, escribir por otra parte no es cosa de todos, sino dese cuenta cuantas cosas maravillos usted podría decir con el lenguaje, si lo podría usar igual que Borges, Neruda o Joyce...
Los toreros son tontos útiles y cualquiera puede hacerse pasar por tonto, sino preguntele al Alcalde, que les ha dado comisión y concejales

Arañuelo dijo...

Anónimo dijo literalmente: ...como este señor Arañuelo, incapaz mil veces de poner su nombre... Aunque parezca mentira, esto lo dice alguien que se identirica como "ANONIMO".

Anónimo dijo...

Disculpas señor Arañuelo, no se manejar muy bien estos equipos, mi nombre es Miguel Estrada, mi cédula de identidad es 1725809346 y actualmente vivo en la ciudad de Cuenca... Bueno ya puse mi nombre, ahora ponga el suyo...

Anónimo dijo...

Disculpas señor Arañuelo, no se manejar muy bien estos equipos, mi nombre es Miguel Estrada, mi cédula de identidad es 1725809346 y actualmente vivo en la ciudad de Cuenca... Bueno ya puse mi nombre, ahora ponga el suyo...

Arañuelo dijo...

Disculpe don Miguel Estrada, titular de la cédula de identidad 1725809346, residente en la ciudad de Cuenca, usted usa su libertad para llamarme cobarde, déjeme, pues, que yo use la mía para decidir cómo he de identificarme; ni me indique -"yo ya puse mi nombre, ahora ponga el suyo"-, ni me exija. ¡Faltaría más!

Anónimo dijo...

Cual es su nombre cobarde por segunda ves

Arañuelo dijo...

Es un honor para mí, sr. ANONIMO, ser de nuevo víctima de su VIOLENCIA VERBAL. Los aficionados preferimos que las personas como usted, sean contrarios a nuestra querida fiesta taurina.

Manuel Gil dijo...

Soy, como Arañuelo, aficionado a los toros. Y, como él, me siento halagado por los insultos de los antitaurinos. Y suscribo igualmente, que es una suerte para todos los aficionados que estos "pacifistas" se quiten la careta y terminen utilizando tan "sólidos" argumentos y tan "convincentes", como los que utiliza una y otra vez D.Miguel Estrada. Gracias, Sr. Estrada por descurir su "pacifismo" y, sobre todo, por militar en contra de nuestra Fiesta.

Anónimo dijo...

Parece que generalizar y exagerar es propio de este par de personajes que se están victimizando... que los animalistas y los antiturinos sea violentos en que se demuestra?... no se dan cuenta acaso que el fin último es defender la vida dentro de la plaza de toros, sea cualquier forma de vida tanto la del homo sapiens (cuestionable lo de sapiens, por cierto) o la del Bos Taurus... Quien atenta contra su vida, quien los golpea o los yere... nadie y nunca lo hará un animalista, muchas veces las protestas serán con fuerza, y las palabras serán altas y claras, tal cual el señor Estrada las dice. Yo en lo personal si les creo cobardes, Arañuelo no ha puesto su nombre y difana y dice lo que le da la gana, sin un mínimo argumento

Jonathan Melo

Arañuelo dijo...

¡Claro que digo lo que me da la gana!. ¿Usted, no?. Pero difamar... Argumente usted esa afirmación, a ver si me convence.

Tina, en defensa de los animales dijo...

Señor mi afán no es convencerlo mi discruso no es el de un creyente sino lograr que su conciecia si es que la tiene, se remuerda un poco... Usted hace bien, despreciando a los seres humanos diferentes o a los animales?... pues sinceramene en su mente además de los indicios pedófilos que tienen los espectadores de esa fiesta también se ha colado un poco de malos pensamientos.
Pero que se puede esperar de un figurador como usted incapaz de sostener o componer un texto coherente, solo tomandose las cosas como ofensas, sin argumentar sin elebarse al nivel conceptual del debate.
Que podré decrile si mientras escribo con teorías, pensamientos, ideas y valores, usted se enoja y difama, antes de poner una línea tomese un vaso con agua y tranquilises que a mi no me va a lidiar ni yo a usted, detesto las competencias.
Pero por si quiera cambiar o por si le interese le dejo un texto de un revolucionario de la lógica (que por cierto le falta) sobre su dichoso espectáculo:
"En las corridas de toros el toro es el héroe de una tragedia.
Se le enloquece primero de dolor y después muere una muerte larga y espantosa" Luwding Wittgestein


Jonathan Melo

Arañuelo dijo...

Esa elevación del nivel intelectual que usted se atribuye para sí y del que me excluye, no me ha convencido. Ni a mí, ni a tantos "incultos", "pédofilos" o "cobrdes", (ciudadanos de segunda, según su criterio). Ciudadanos de segunda, pero con derechos; derecho a disfrutar paladeando un lance torero pleno de verdad y pureza; de hondura y profundidad; de cadenciosa transmisión; pleno de belleza y de magia; frente a un toro bravo, capaz de matarte de un solo y certero derrote. ¡Ah!, por cierto, me tomaré el agua que usted me recomienda; según los médicos es muy saludable. Yo a usted le recomendaría TILA. Un cordial saludo.

Arañuelo dijo...

Por cierto señor intelectual y culto, ha escrito usted "sin elebarse al nivel conceptual del debate". ¿Se da uenta? "ELEBARSE". Los incultos, pedófilos y cobardes ciudadanos de segunda, lo escribimos con V.

Tina, en defensa de los animales dijo...

Y..??? elvarse o elebarse que más da?... si en el teclado de un computador la V B están juntas... ponga su nombre cobarde.

Arañuelo dijo...

No me da la gana, "valiente". Por cierto usted ¿cómo se llama? quizás "tina, en defensa de los animales"; tal vez "anónimo"; puede que "Jhonatan Melo", o es posible que se llame "Miguel Estrada". De todas formas si a usted -culto intelectual- no le importa escribir V ó B, por qué me va a importar a mí, ni a ningún aficionado, su verdadero nombre. Hasta luego "valiente"

Tina, en defensa de los animales dijo...

Arañuel tome aguita antes de escribir alguna linea recuerde que es la primera medicina milenaria, tranquilice no genere texto con más adjetivos que argumentos, concidere que no soy su enemigo sino una persona que lo concidera un animal semejante a todos, con instintos demostrados y ciertos limites conceptuales, yo respeto después de todo sus instintos así actuan los leones, las toros, los perros, todos los seres semejantes a nosotros.
Mashi, cuide su espíritu porque el fin en la vida es la felicidad no la frustración, y un verdadero ser humano, es aquel que pone y se expone al fuego por alguién.
Imanalla Mashi, yaupaichani

Arañuelo dijo...

Tomo agua y tomo nota, "valiente". Usted tómese lo que quiera.